Mudarte a una casa más pequeña: ¿Es la solución adecuada para ti?

Escrito por Stannah

Se trata de un dilema clásico para personas mayores de 60 años: ¿Mudarse a una casa más pequeña o quedarse en el entorno familiar que uno ama? 

Es normal: la vida cambia, los niños crecen y el espacio que antes vibraba con el bullicio de la vida cotidiana puede parecer ahora un poco más vacío. Pero como casi todo en la vida, hay soluciones para superar esta situación. La mayoría de las veces, las soluciones son dos: Mudarse a una casa más pequeña o envejecer en la que ya tienes. 

Pero ¿Cuál es la mejor opción para ti? Exploremos los pros y los contras de cada opción para que puedas elegir la mejor para ti.

Mudarte a una casa más pequeña: Pros y Contras

Si estás pensando en mudarte a una casa más pequeña, lo que buscas es mudarte a una casa quizá más manejable, donde los costes de mantenimiento y las facturas de servicios públicos podrían ser significativamente menores. Vender una casa grande también puede implicar ganancias financieras, con las que puedes contar para disponer de un colchón adicional para una jubilación más segura.

El problema aquí es que tu hogar está hecho de algo más que ladrillos y cemento: Está lleno de recuerdos. Al mudarte a una casa más pequeña puedes sentir cómo dejas atrás gran parte de ti. Significa despedirte de un entorno familiar y de un barrio que conoces desde hace años.

Por si fuera poco, también hay otro problema añadido: las condiciones actuales del mercado inmobiliario. El precio de la vivienda se está disparando a máximos históricos, y vender podrá darte el dinero que esperas, pero comprar una casa nueva puede ser mucho más caro de lo esperado. Hoy en día, reducir el tamaño de tu casa no es una decisión inteligente, de modo que debes valorar cuidadosamente los posibles pros y contras al considerar esta opción.

Mudarte a una casa más pequeña
Pros Contras
Costes de mantenimiento reducidos (si es significativamente más pequeña) Cambio importante en el estilo de vida
Impuestos sobre la propiedad reducidos (según la ubicación) Dificultad para guardar las pertenencias, puedes tener que alquilar un trastero
Facturas de servicios públicos más bajas (calefacción, aire acondicionado) Mercado de vivienda impredecible
Posible beneficio financiero con la venta Puede requerir vender posesiones preciadas
Puede llevar a un estilo de vida más simple Menos espacio para aficiones y entretenimiento
Posible aislamiento, especialmente si te mudas a una comunidad grande
Puede no ser adecuado para necesidades futuras, por ejemplo, si planeas recibir a familiares o amigos de visita
Puede sentirse como una pérdida de estatus

Envejecer en el hogar: Pros y Contras

Cada vez más personas eligen envejecer en casa. ¿Por qué es tan atractivo? Envejecer en casa te permite quedarte en el hogar que amas, seguir conectado con tus recuerdos más preciados y con la comunidad que conoces desde hace años. No es de extrañar que los estudios muestran que el 77 % de las personas mayores de 50 años prefieren envejecer en su hogar.

Es cierto que el concepto de envejecer en casa requiere hacer ciertas modificaciones en el hogar para garantizar la comodidad y la seguridad del mismo a medida que uno envejece. Pero hacer que el hogar sea más accesible no implica tener que emprender obras mayores. 

Adaptaciones menores, como instalar barras de apoyo en el baño o mejorar la iluminación de los pasillos, pueden mejorar fácilmente la accesibilidad de tu hogar. 

Si te preocupan las escaleras, puedes plantearte cambiar el dormitorio a la planta baja. Pero hay una opción mejor: una silla salvaescaleras.

Los salvaescaleras son una forma sostenible y rentable de mantener el uso completo de toda tu casa. Te permiten seguir viviendo de forma segura y cómoda en todas las plantas, maximizando tu independencia y calidad de vida. 

Incluso puedes aprovechar subvenciones que cubren parte de los costes de instalación de equipos de movilidad como los salvaescaleras, que mejoran la accesibilidad general de tu hogar. Esta adaptación por sí sola puede mejorar significativamente tu movilidad y permitirte permanecer en casa durante varios años.

Envejecer en casa
Pros Contras
Evita los altos costes y las preocupaciones de comprar una vivienda nueva Posible falta de características de accesibilidad como barras de apoyo, cabinas de ducha, etc.
Se pueden aprovechar subvenciones gubernamentales para modificar la vivienda y mejorar su accesibilidad El mantenimiento y las reparaciones continuas pueden ser costosos
Costos potencialmente más bajos en comparación con las instalaciones de vida asistida Cuidar el hogar puede ser físicamente exigente cuanto más envejece uno
Se aprovecha el capital acumulado para modificaciones o atención en el hogar Puede no ser adecuado si hay necesidades médicas avanzadas
Se mantiene el control de la rutina diaria y se vive de forma independiente durante más tiempo
Se queda uno en un lugar familiar y se reduce el estrés y la ansiedad
Sensación de seguridad en un entorno conocido
Se continúan las aficiones e intereses: es probable que el hogar ya esté preparado para todo ello

Irse o no irse: esa es la cuestión

¿Aún te preguntas qué opción es la mejor para ti? He aquí una lista final de claves que tener en cuenta antes de comenzar una mudanza o de trasladar el dormitorio a la planta baja: 

  • Consideraciones financieras: Reducir el tamaño del domicilio en el mercado actual puede no ser la inversión que solía ser, y quedarse en el hogar puede requerir modificaciones en la casa. Cada elección tiene un precio, por lo que hay que sopesar los costes con cuidado.
  • Necesidades de movilidad: ¿Puedes desplazarte con facilidad por tu hogar actual? Si te peleas con las escaleras, valora la posibilidad de utilizar un salvaescaleras o un equipo de movilidad similar. 
  • Aspectos emocionales: ¿Tienes recuerdos preciados en tu hogar? Irse podría ser un golpe emocional difícil de superar.

Mudarse a una casa más pequeña y envejecer en el hogar tienen sus pros y sus contras. El secreto es empezar a pensar en ello mucho antes de la jubilación. De esta manera, puedes planificar, explorar opciones y tomar la decisión más inteligente para tu comodidad y seguridad. Después de todo, se trata de crear el hogar perfecto para tu futuro.