Escrito por Stannah 06-02-2018

Mujeres en la Ciencia: Marian Diamond y la teoría de la plasticidad cerebral

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia: Marian Diamond y el secreto para combatir el envejecimiento cerebral

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia: Marian Diamond y el secreto para combatir el envejecimiento cerebral

Crédito: Luna Productions

Marian Diamond, fallecida a los 90 años, en julio de 2017, fue maestra de anatomía y una experta en los estudios del cerebro. En los últimos 60 años, Marian Diamond no paró de dar clases y de trabajar en investigación científica, específicamente en neurofisiología. Como profesora, la han premiado como una de las más prestigiadas profesoras en los U.U.E.E y sus clases, disponibles en YouTube, cuentan con más de 1,7 millones de visualizaciones. De hecho, es la segunda profesora universitaria más popular del mundo.

Entender en el contexto en el que vivó estos últimos 60 años es comprender lo cuanto su hallazgo y su investigación han sido importantes. En los 60, el entendimiento científico vigente estaba totalmente equivocado en lo se refería el cerebro humano. Entonces, se consideraba el cerebro humano como algo estático e inmutable y que simplemente se degeneraba con el pasar de los años. Sin embargo, vino Marian Diamond, y su investigación pionera, a comprobar que estaban equivocados. Descubrió que, bajo la influencia de los efectos de un entorno enriquecido de estímulos positivos, ¡nuestro cerebro puede crecer y renovar sus conexiones! Es decir, con la estimulación correcta, el cerebro sigue desarrollando sus capacidades cognitivas incluso en la edad adulta y no solo en la infancia, como se creía. Además de innovador, ¡este descubrimiento ha cambiado el entendimiento que todos tenían y que, de alguna forma, todavía tenemos sobre el proceso de envejecimiento de nuestro cerebro!

Marian Diamond y su pionera investigación que comprobó la plasticidad cerebral

Marian Diamond: pionera investigación que comprobó la plasticidad cerebral

Marian Diamond examinando el cerebro de Einstein en un laboratorio de la Universidad de Berkeley

Marian Diamond ha pasado más de 60 años estudiando el cerebro y nunca dejó de sentirse sorprendida con el potencial de este órgano. ¡Jamás dejó de sentirse asombrada con la idea de que una simple célula pueda ser capaz de producir una idea! Citando sus propias palabras:

“…el cerebro es la más milagrosa masa de protoplasma del mundo y, quizá, de toda la galaxia. Su potencial es virtualmente desconocido. ¿Alguna vez hemos pensado sobre el potencial que tiene el cerebro dentro de nuestra cabeza? ¿Sobre las células que piensan sobre si mismas? Y que, bajo circunstancias ideales, pueden mantenerse activas y sanas por al menos 100 años. Todos podremos llegar a conseguirlo si aprendemos a enriquecer nuestros cerebros” Davidson Films, Inc.

¿En qué consistió la investigación de Marian que comprobó la plasticidad cerebral?

¿En qué consistió la investigación de Marian que comprobó la plasticidad del cerebro?

Y es que no hay otra forma de decirlo: ¡su investigación ha cambiado el rumbo de la ciencia! Marian Diamond llegó con una idea totalmente revolucionaria que hecho por tierra la vieja concepción del cerebro como algo inmutable. Sin embargo, su investigación ha sido recibida con un escepticismo obtuso. Algunos científicos creían que su experimento con ratones era inadecuado, ingenuo y que perdía su tiempo. Pero hablamos de los 60, cuando la comunidad científica aún era una institución misógina. En aquel entonces, los avances científicos no ocurrían en una línea continua. En vez de eso, ocurrían a través de cambios de dirección abruptos, como fue el caso de la investigación de Marian Diamond.

En 1964, Marian Diamond empezó a estudiar el cerebro de ratones de laboratorio. Por un lado, había un ratón que crecía solo, en una jaula pequeña y desolada. Por otro lado, una jaula grande con 12 ratones que crecían en un ambiente enriquecido, con muchos objetos con los que interactuar. Ahí permanecían durante 80 días. Al final, analizó sus cerebros, en su anatomía y química:

 “Los químicos estudiaron la química y yo analicé la anatomía. Hemos descubierto que el córtex cerebral – las capas exteriores del cerebro – había cambiado en un 6%. Esa era la diferencia entre el entorno empobrecido y el más enriquecido.” Davidson Films, Inc.

Sin embargo, sus homólogos han impugnado este primer experimento por considerar que los ratones no eran lo suficientemente mayores como para comprobar que la elasticidad del cerebro podría ocurrir en cerebros de edad más avanzada. A raíz de la crítica, decidió realizar el experimento con ratones que vivían hasta 904 días. Pero a pesar de que las jaulas estaban muy limpias, los ratones solían morir a los 600 días, lo equivalente a 60 años en tiempo humano. Sin embargo, había un grupo de ratones que si alcanzaba los 904 días y la razón por la que eso ocurría es que estaban expuestos a un factor extra: una vez al día, Marian los sacaba de la jaula e interaccionaba con ellos, los mimaba. Además de que vivían más tiempo, lo sorprendente es que estos ratones evidenciaban un desarrollo y un crecimiento cerebral superior. ¡Al final, comprendió que el desarrollo y crecimiento continuo del cerebro tiene mucho más que ver con nuestro entorno de lo que alguna vez sospechábamos!

En resumen, este descubrimiento que ha cambiado el mundo, se basa en 5 aspectos que, antes de la investigación de Marian Diamond, nadie sospechaba que podrían tener una influencia directa en el desarrollo del cerebro:

Marian Diamond: 5 factores que influencian en desarrollo del cerebro

Marian Diamond ha seguido con su investigación sobre la plasticidad del cerebro por muchos años más, hasta que se convirtió en algo reconocido por toda la comunidad científica y en todo el mundo. Incluso es algo que ya forma parte del sentido común. Solemos decir de la actividad mental lo mismo que decimos sobre la actividad física: hay que estar activo. Si no usamos nuestra capacidad cognitiva, la perderemos. Está comprobado científicamente, incluso por estudios más recientes, que las neuronas en nuestros cerebros siguen teniendo capacidad de desarrollo cuando correctamente estimuladas, ¡a cualquier edad!

Marian Diamond y su investigación sobre el cerebro de Einstein

Marian Diamond y su investigación sobre el cerebro de Einstein

Crédito: Luna Productions

Hace ya más de 60 años de la muerte de Einstein y, desde entonces, empezó la controversia y el fascinante camino hacia el descubrimiento de los misterios de su cerebro. ¿Pero alguna vez el cerebro de Einstein revelaría sus secretos?

Tan solo en 1984 es que Marian Diamond, en la Universidad californiana de Berkeley, ha tenido la oportunidad de estudiar algunos cortes preservados del cerebro de Einstein. Descubrió que su cerebro tenía más células gliales (las que alimentan las neuronas) que el cerebro de una persona normal. ¡La conclusión que sacó es que la razón para esa diferencia era la gran exigencia metabólica y estímulos a los que Einstein sometía a sus neuronas!

¿Cerebros mayores? Vamos a sacar provecho de la nueroplasticidad y ¡a crear nuevas conexiones!

Cerebros mayores pueden estimularse para crear nuevas conexiones

Marian Diamond no ha dejado de retarse toda su vida. Y a pesar de haber recibido reconocimiento internacional por sus descubrimientos en la anatomía del cerebro y por lanzar las bases para la investigación de la neuroplasticidad, ha confesado que, en muchas ocasiones, ha sentido asombro por esta masa de protoplasma de 1,3 kg que es la estructura más compleja en el mundo.

Su investigación demostró el impacto que un entorno enriquecido de estímulos positivos puede tener en el desarrollo del cerebro – se trató de una conclusión tan sencilla y a la vez tan poderosa que ha literalmente cambiado el mundo y la forma como miramos el envejecimiento del cerebro. A menudo preguntamos que es la “vejez”, a lo que Marian contestó:

 “todo depende de la parte del cuerpo de la que estamos hablando. Porque nuestro desarrollo y envejecimiento son un continuum a lo largo de nuestras vidas”

Marian Diamond enseñando hasta los 87 años

Marian siempre aconsejó la actividad física y mental para enriquecer las conexiones de nuestro cerebro. Ella fue el mejor ejemplo de este estilo de vida, ya que siempre estuvo involucrada en diversas investigaciones hasta el 2014, a los 87 años, cuando se retiró. Su curiosidad y pasión por el cerebro humano han mantenido su mente siempre ágil y astuta hasta donde su cuerpo se lo ha permitido, comprobando que el secreto para una mente sana es seguir estimulando el cerebro lo más que podamos. Eso sí, ¡sin olvidar de alimentar las emociones y los sentimientos positivos!

La productora independiente Luna Productions pretende producir una serie de 12 episodios. El primer episodio se intituló “My Love Affair with the Brain: Dr. Marian Diamond”, que se difundió en algunos países a lo largo del 2017, aunque todavía no existe la versión española.

Podéis echarle un vistazo al primer episodio aquí:

Un episodio extraordinario sobre la vida y obra de Marian Diamond que estamos deseando de tenerlo disponible en español también.

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

La aceptación de la mujer en el campo de la ciencia de investigación no ha sido fácil. Sin embargo, conocemos algunos casos de mujeres que, a lo largo de la historia, han logrado dar el salto. Entre tantos nombres, hemos decidido elegir el de Marian Diamond ya que fue testimonio de esos tiempos y ejemplo de lucha contra el sesgo de género en la ciencia. Pero la lucha no ha terminado, ya que, según estudios recientes, el sesgo de género sigue presente de forma desapercibida. Según Ilana Yurkiewicz:

 “Si la facultad expresa sesgo de género, no queremos decir que sea intencional o que resulte de un deseo consciente de impedir el progreso de las mujeres en la ciencia. Estudios anteriores indican que el comportamiento de las personas se forma por prejuicios implícitos o no intencionales, que derivan de la exposición repetida a estereotipos culturales dominantes que retratan a la mujer como menos competente…”

A lo largo de los últimos 15 años hemos sido testimonio del gran esfuerzo de la comunidad global para inspirar e involucrar a las mujeres y niñas en la ciencia. Sin embargo, todavía existe exclusión de las mujeres en la ciencia y no solo ocurre en los países en desarrollo. En todo el mundo, las mujeres representan tan solo el 30% del total de investigadores. Por esa razón, Naciones Unidas ha decido crear el Día Internacional de las Mujeres y Niñas en la Ciencia – 11 de febrero – para fomentar el acceso igualitario de las mujeres en la ciencia. El secretario-general, António Guterres insta a que:

“…se asuma el compromiso de poner fin a los prejuicios, a que se invierta más en educación en CTIM para todas las mujeres y las niñas y a que se les ofrezcan oportunidades de mejorar sus perspectivas de carrera y su desarrollo profesional a más largo plazo, para que todas las personas puedan beneficiarse de sus innovadoras contribuciones en el futuro.”

UNESCO también se ha unido al movimiento y a publicado un manifiesto con 6 afirmaciones que esperamos sirvan de inspiración a muchos:

  1. Animar a las niñas a explorar trayectorias profesionales científicas.
  2. Derribar las barreras que impiden a las mujeres científicas continuar sus carreras en investigación a largo plazo.
  3. Priorizar el acceso de la mujer a altos cargos y a cargos directivos en el mundo de la ciencia.Celebrar pública
  4. mente la contribución de las mujeres científicas al progreso científico y a la sociedad.
  5. Garantizar la igualdad de género mediante la participación y el liderazgo en simposios y comisiones científicas como conferencias, comités y reuniones de los consejos de administración.
  6. Promover el asesoramiento y el networking dirigidos a jóvenes científicas con el fin de permitirles planificar y desarrollar carreras que respondan a sus expectativas.