900839002

Llame gratis 24h/7

Servicio de Atención al Domicilio: ¡porque no hay lugar como el hogar!

Escrito por Stannah en 30-04-2021

Si a cualquiera de nosotros le preguntan dónde queremos vivir hasta el final de nuestros días, la inmensa mayoría diríamos que nos gustaría hacerlo en nuestra propia casa, ¿verdad?

Servicio de Atención al Domicilio

Si hay algo que en Stannah y MundoMayor sabemos, después de haber contactado con miles de usuarios a lo largo de décadas, es que, donde estén nuestras cosas – nuestro sillón, nuestra cama, nuestro cuarto de baño, por no hablar de nuestros recuerdos y vivencias –, en definitiva, nuestro entorno conocido, el que dominamos, donde nos sentimos cómodos y arropados, ya sea por la familia, amigos o vecinos de toda la vida… ¡Que se quite todo lo demás!

Pero claro, cuando vamos cumpliendo años y nuestras capacidades físicas y cognitivas van mermando, nuestro hogar empieza a ser más un campo de minas que nuestro cuartel general, pues según perdemos, ya sea motricidad, memoria, concentración, etc. una simple alfombra puede convertirse en una trampa que aguarda emboscada para atacarnos en el momento más inesperado. Y es que hay decenas de elementos en nuestras casas que se convierten en verdaderas trampas cuando nuestras facultades disminuyen:

  • alfombras
  • bañeras
  • altillos
  • cables
  • escalones
  • suelos resbaladizos
  • muebles inestables

Y un largo etc. de ellos que debemos adaptar para que la vida en casa siga siendo segura.

 

Aliados para poder envejecer en casa

Quizá en un futuro, ojalá más cercano que lejano, las casas estén ya preconcebidas pensando en un ciclo vital de sus moradores más amplio. De hecho, ya se ha avanzado mucho en materia de legislación sobre eliminación de barreras arquitectónicas y, de hecho, las nuevas construcciones ya tienden a ser más sostenibles y accesibles, pero, me temo, que aún queda mucho que avanzar en lo que a domótica, enfocada a la pérdida de autonomía personal, se refiere.

Afortunadamente, tenemos ya, ahora mismo, algunos aliados que, si ya por separado son realmente útiles, si los combinamos adecuadamente, podemos acercar nuestra vivienda a ese concepto de entorno amigable para que los mayores puedan vivir en su casa de toda la vida el mayor tiempo posible:

  • los servicios de ayuda a domicilio (SAD),
  • las ayudas técnicas (como los andadores y las sillas salvaescaleras)
  • la tecnología (comunicaciones, domótica, IoT).

Si tuviéramos que proponer un orden de importancia de unos y otros, sinceramente, no podríamos hacerlo pues, al fin y al cabo, dependerá de cada caso particular. Lo que sí tenemos claro es que, trabajando juntos, sí son un equipo ganador y, vamos más allá, apostaríamos para que en las nuevas viviendas ya existieran, por lo menos, preinstalaciones para este tipo de soluciones, al igual que se hace con las ICT (Infraestructuras Comunes de Telecomunicación).

Alguien puede pensar que lo dicho en el párrafo anterior puede ser un tanto exagerado. Vale, se entiende que para una pareja de ancianos que viven solos en su piso sea adecuado todo este montaje de productos y servicios, pero ¿para una pareja joven y en forma? Pues hasta en este caso y, por supuesto salvando las distancias, también podría venir estupendamente contar con esa “preinstalación”.

Aliados para envejecer en casa

Servicio de Atención al Domicilio: ¿qué es y a quién recurrir?

Afortunadamente, cada vez más, los servicios de ayuda a domicilio cubren un mayor abanico de perfiles profesionales para asistirnos en el hogar:

  • auxiliares,
  • enfermeras,
  • fisioterapeutas,
  • terapeutas ocupacionales,
  • personal de limpieza y cocina,
  • ayuda en gestiones,
  • acompañamiento en salidas y paseos, etc.

 

Si hablamos de personas mayores, los beneficios son mucho más que evidentes. Pongamos por caso una pareja mayor, que viven en un piso con dos alturas, y una de ellas tiene ciertas dificultades para caminar. Si podemos contar por las mañanas con una auxiliar de SAD que le asiste en el aseo diario, ayudada por una silla salvaescaleras para subir de forma cómoda y segura al cuarto de baño o al dormitorio, complementado por la tranquilidad de un sensor de caídas capaz de conectarse con un servicio de tele asistencia en caso de emergencia, pues posibilitarían la estancia en casa de esas personas mayores por mucho más tiempo. Mientras que, si no existiera esta conjunción de productos y servicios en el hogar, nuestros dos amigos, no podrían vivir de ninguna forma en su hogar de toda la vida.

Por último, pero muy importante, el servicio de ayuda a domicilio no solo resulta de enorme utilidad para las personas mayores, también redunda en un valor importantísimo para sus familias, pues supone un grado de tranquilidad para ellos que contribuye a mejorar su calidad de vida.

Pero para que todo esto sea una realidad y cumpla su objetivo de profesionalidad, seguridad y garantía, es importantísimo que solo recurras a empresas de SAD autorizadas – con las que MundoMayor te puede poner en contacto -, ya que son las únicas que pueden garantizar un servicio legal, con todas las garantías y, además, son las únicas que pueden gestionar las prestaciones que puedan corresponder por la Ley de Dependencia.

Poco a poco, se van incluyendo las nuevas tecnologías para integrar servicios de tele asistencia y telemedicina. Con todo ello, vamos dibujando un panorama muy esperanzador para permanecer en nuestro domicilio el mayor tiempo posible.

Algo que, a muchos de nosotros, nos reconforta.